lunes, 18 de noviembre de 2019
Los Hábitos
Visitas 5
Valoración: 33/55
 

 En la etapa infantil el niño depende totalmente del adulto. Por ello, es importante que vaya adquiriendo autonomía en las actividades cotidianas: el sueño, el control de esfínteres, la limpieza y la relación con los demás. Se conseguirá este objetivo fomentando hábitos para crear una conducta estable, regular y dinámica.


Metodología para la formación de hábitos
 

  • Regularidad y firmeza en la repetición de hábitos.

  • Motivación: el niño tiene que disfrutar realizando la acción.

  • Comprensión entre el niño y el educador para reforzar el hábito.

  • Deben ser hábitos muy concretos y referidos a vivencias diarias del niño.

Hábitos de autonomía personal

Higiene y limpieza

  • En el vestir

  • En la comida

  • En la clase y con el material

  • En la postura corporal

Orientación y uso de señales con respecto a dependencias y objetos. En casa y en la clase.

  • Prudencia ante peligros

  • Orientación en espacios habituales

  • Uso correcto de mobiliario y objetos

  • Conservación y orden del material

Hábitos sobre el lenguaje

  • Utilización de vocabulario nuevo.

  • Comunicación de sentimientos e intereses.

  • Habla correcta.

  • Tono de voz adecuado.

  • Participación activa en conversaciones.

Hábitos de relación

  • Conocer y utilizar el nombre de los compañeros y de los adultos.

  • Colaborar espontáneamente en las tareas de la clase, tanto si se le asignan como si no es así.

  • Ayudar a los compañeros que lo necesitan.

  • Proteger a los más pequeños que él.

  • Prestar y ceder de buena gana objetos propios si es necesario.

  • Devolver los objetos prestados por los demás.

  • Respetar los objetos, animales y plantas que le rodean.

  • Mantener una actitud de respeto hacia los compañeros.

  • Usar las formas de relación social: saludar, despedirse, agradecer, disculparse.

  • Recoger un objeto que se le ha caído a otra persona o a él mismo.

  • Saber escuchar a los demás cuando hablan.

  • Participar activamente en conversaciones.

  • Hablar con un tono de voz adecuado.

  • Mostrar iniciativa en los trabajos de grupo.

  • Saber esperar el turno en las actividades.

  • Demandar ayuda ante las dificultades.

  • Interés por conocer los sentimientos e intereses de los demás.

  • Aceptar las normas.

Hábitos de trabajo

  • Mantener una postura adecuada durante la realización de las actividades.

  • Permanecer atento a las explicaciones, a las normas y al trabajo que se le da.

  • Acabar el trabajo propuesto.

  • Presentar el trabajo limpio y ordenado.

  • Recoger los juguetes y los materiales que se han usado para trabajar.

  • Trabajar sin molestar a los compañeros de mesa.

  • Compartir el material colectivo.

  • Prever el material que necesitará para realizar un trabajo que se le sugiere.

  • Iniciar la regulación del ritmo de trabajo.

  • Utilizar el material adecuadamente.

  • Actuar con prudencia ante el posible peligro que suponen algunos materiales de trabajo.

  • Seguir las instrucciones verbales conocidas y nuevas para la realización de un trabajo

Hábitos de autonomía

En el Vestir
  • Vestirse sin vigilancia directa.
  • Abrochar y desabrochar botones, subir y bajar cremalleras...
  • Diferenciar el derecho y el revés de la ropa.
  • Conocer la parte de delante y la de detrás de la ropa.
En el comer
  • Utilizar progresivamente la cuchara, tenedor, cuchillo, vaso y servilleta.
  • Comer solo.
  • Permanecer en la mesa hasta que acabe de comer.
  • Ayudar a poner y quitar la mesa.
De orden, higiene y limpieza personal
  • Ser ordenado y cuidadoso con las prendas de vestir.
  • Mantener la higiene y la limpieza durante las comidas.
  • Lavarse las manos antes y después de comer.
  • Ser independiente para satisfacer necesidades básicas.
  • Lavarse la cara y los dientes solo.
  • Comenzar a peinarse.
  • Participar en el baño activamente.
De desplazamiento
  • Subir y bajar escaleras.
  • Correr con seguridad y ligereza.
  • Saltar con un pie, con los dos, a la cuerda, trepar...
  • Andar sin chocar con los demás.
  • Desplazarse y orientarse en los lugares habituales sin vigilancia.
  • Estar atento a los peligros de la circulación.

Dosatic S.L. © 2019
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad